Comentario de los artículos 59 y 272 de la Ley de Sociedades Comerciales

Por Alejandro Marchionna Faré

??????????

Una sociedad anónima no es una estancia del siglo XIX. El director no es un patrón de estancia…. Esta es quizás la lectura más gauchesca y práctica que se puede hacer de este artículo 272 de la LSC.

La definición de interés contrario es sujeto de controversia. Una línea doctrinal muy difundida sostiene que “interés contrario” y “conflicto de intereses” describen indistintamente la situación en la cual se contrapone el interés de uno o más directores con el interés de la sociedad. En una segunda línea doctrinal, entiende que si en el “conflicto de intereses” el director antepone su interés por encima del interés social sin provocar un daño patrimonial a la sociedad, en el “interés contrario” el director obtiene un resultado económico frente a un daño patrimonial que sufriría la sociedad.

Salvando esta disquisición, el director asume la obligación de informar al Directorio y a los síndicos en una tal situación. El artículo además obliga expresamente al director en cuestión a abstenerse de intervenir en la deliberación y en forma implícita a no votar en relación con dicha cuestión.

Si interviniera (y/o si votara) no estaría cumpliendo con el artículo 59 también citado más abajo en cuanto a que no estaría actuando con lealtad hacia la sociedad.

El artículo es taxativo y no otorga ninguna posibilidad de escape al director, salvo la definición del alcance del concepto de  “interés contrario”, que seguramente dará pie a una discusión casuística que puede fácilmente terminar en Tribunales. Parece conveniente y razonable curarse en salud y actuar con la mayor transparencia que sea posible.

También podemos recordar que para las sociedades que hacen oferta pública de sus acciones, se considera comprendida dentro del deber de lealtad del director “la obligación de velar escrupulosamente para que su actuación nunca incurra en conflicto de intereses, directo o indirecto con los de la sociedad.” (Art. 78 inc. d LMC).

Frente a un panorama que parece tan claro, el decreto 1273/2102 aplicable a los directores designados por el Estado en empresas que hacen oferta pública de sus acciones en representación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES, incorpora a la par del interés social al “interés público” que estaría “comprometido” en las participaciones que detenta el Estado y que a tenor del texto del decreto pareciera prevalecer por sobre el interés social.

ARTÍCULO 272 DE LA LEY DE SOCIEDADES COMERCIALES

Interés contrario.

Cuando el director tuviere un interés contrario al de la sociedad, deberá hacerlo saber al directorio y a los síndicos y abstenerse de intervenir en la deliberación, so pena de incurrir en la responsabilidad del artículo 59.

ARTÍCULO 59 DE LA LEY DE SOCIEDADES COMERCIALES

Diligencia del administrador: responsabilidad.

Los administradores y los representantes de la sociedad deben obrar con lealtad y con la diligencia de un buen hombre de negocios. Los que faltaren a sus obligaciones son responsables, ilimitada y solidariamente, por los daños y perjuicios que resultaren de su acción u omisión.