Alejandro Carrera

¿Se avecinan tiempos de cambio?Alejandro Carrera

Los últimos años no han sido irrelevantes en materia de gobierno corporativo para las empresas, en general, y para aquellas con capital abierto en particular. El nuevo Código Civil y Comercial, que entrará en vigencia en agosto, la nueva Ley de Mercado de Capitales ya vigente, las nuevas exigencias de la CNV en términos de prácticas de gobierno corporativo, el mayor control ejercido por este organismo público, una tendencia mayor al intervencionismo y a la aplicación de multas y sanciones administrativas, la aparición en las empresas de directores representando a la Anses y comandados desde el Ministerio de Economía, entre otras cosas, son una muestra cabal de que en 2015 el panorama es bastante diferente al de una década atrás.

Hace un par de meses también nos enteramos que el Estado Nacional les dio un escudo legal (una carta de indemnidad) a los directores, síndicos, consejeros y otros funcionarios designados como sus representantes en empresas y sociedades privadas. La indemnidad implica que los gastos por la defensa y por los fallos en contra que puedan tener estas personas, vinculados con su actuación en esas firmas, correrán por cuenta del Estado con excepción de los casos de dolo o culpa grave.

Asimismo en marzo una fiscal ante la Cámara Nacional en lo Comercial planteó los debates que se llevarán a la Justicia por el nuevo Código Civil y Comercial que entrará en vigor en agosto. En este código se amplía la responsabilidad de los administradores y también se prevé la responsabilidad objetiva, que es la que se tiene por resultados, sin necesidad de probar que quien produjo el daño actuó con culpa o dolo. Interesante punto para el debate.

¿Qué es lo que debe perdurar y qué es lo que debe cambiar del edificio institucional levantado por el actual gobierno es la gran pregunta a responder? ¿Hay acá un campo propicio para un shock institucional que de un fuerte impulso al raquítico mercado de capitales que tiene nuestro país? ¿Se podría de esa forma generar un progreso sustancial en todo lo referente a la utilización de buenas prácticas de gobierno corporativo por parte de las empresas, que sin duda es también una asignatura pendiente? ¿Cuál es la batalla a dar en el campo cultural para generar un entendimiento común del rol de las empresas como institución social en la sociedad?

Como podemos ver tenemos mucha tela para cortar por delante. Desde la Cátedra pensamos jugar este partido, con tijera en mano y propuestas concretas, con el propósito principal de buscar el bien común.

No queremos dejar de anunciar que la Cátedra PwC ha finalizado con éxito el Programa Directorio para no Directores con más de cuarenta participantes y que está en marcha la inscripción al Programa de Gestión de Directorios. Este programa busca desarrollar una comprensión de la naturaleza del Directorio como cuerpo colegiado y de su funcionamiento, roles y responsabilidades colectivas e individuales; así como entender las condiciones y los mecanismos que permiten el máximo aporte de valor por parte del Directorio en el contexto de una S.A.