Por Alejandro Carrera

carrera4

Estas últimas semanas hemos sido observadores atentos de hechos de corrupción relacionados al gobierno de CFK y un muy amplio abanico de empresas en donde el buen gobierno corporativo brilló por su ausencia. Una realidad que nos parece patética y lamentable aunque no por ello desconocida. La importancia del buen gobierno corporativo y el rol clave que en esto le compete al directorio queda claramente resaltado y en evidencia. El huracán “Gloria”, sin duda, seguirá dando que hablar dejando maltrechos a directorios y organizaciones empresarias enteras. Esperemos estar a las puertas no de un proceso de renovación…de corruptos sino de transformación de conductas. Las empresas, como organizaciones humanas creadoras y distribuidoras de genuina riqueza, deben ser preservadas; sus directorios y equipos directivos deberían ser totalmente renovados.

Vinculado a esta temática central para el buen gobierno de las empresas recomendamos el artículo de La Nación donde se explica la función del compliance officer. “El mismo es el “guardián” de que las empresas cumplan con las leyes y debe tener la misma jerarquía que un CEO, con el poder de contradecirlo, y es el mecanismo que resguarda a las compañías en eventuales casos de corrupción”. De todas formas la clave no pasa solo por el control del cumplimiento de las normas, que es necesario, sino por el concepto de “integridad” que debe presidir las conductas de las personas responsables de la alta dirección dse las empresas. En el IAE el profesor Matthias Kleinhempel dirige el Centro de Gobernabilidad y Transparencia desde hace mas de diez años impulsando y promoviendo este tipo de comportamientos y se ha especializado en todos los aspectos relacionados al Compliance.

Los países que más se destacaron este mes fueron Chile, Colombia y México. Estos países están en la vanguardia de la gobernanza latina. En Chile se hace referencia sobre la importancia del gobierno corporativo en la creación de valor empresarial. En Colombia sobre los paradigmas del buen gobierno corporativo y en México hay un interesante artículo sobre cómo evitar peleas en un directorio de una empresa familiar y explican la diferencia entre la tensión y el conflicto.

La semana pasada, en la Cátedra hemos finalizado el Programa de Formación de Directores. No queremos dejar de agradecer a los instructores y observadores que nos ayudaron a llevar a cabo el “Viviendo una reunión de directorio” , parte central del programa y a los empresarios Roberto Murchison, presidente del Grupo Murchison, a Renato Falbo, ex director de Alicorp Internacional y ex ceo de Alicorp Argentina, y a Carlos Basaldúa, director del Banco Comafi, por compartir con nosotros sus experiencias en el panel de Mejores Práctica.

Los aires de cambio mencionados en el título de esta carta editorial vienen de la mano del anuncio del lanzamiento de una página web de la Cátedra PwC del IAE. Estamos comprometidos en mejorar la experiencia web de nuestros alumnos, suscriptores y demás personas que están interesadas en capacitaciones, foros y cursos de la Cátedra.

Por último, iniciamos la recta final de inscripciones para el Programa de Gestión de Directorios (comienza el 8 de octubre) . Para mayor información sobre los contenidos y la agenda de todos los días comunícate con Viviana Diamore.(vdiamore@iae.edu.ar).

Quedamos con el compromiso de hacer un seguimiento permanente de los movimientos del huracán “Gloria” y de continuar con las reflexiones correspondientes. Nos reencontramos en un mes.