Por Alejandro Marchionna Faré

COMENTARIO DEL ARTÍCULO 268 – LEY DE SOCIEDADES COMERCIALES

??????????Ante todo, nuestro panelista legal, el Dr. Enrique Peláez, nos recuerda que “hay que distinguir entre la facultad de representar y la de administrar. El que administra es el directorio, el que representa es el presidente del directorio o quien además disponga el Estatuto.

El artículo 268 de la Ley de Sociedades Comerciales indica que la representación de la sociedad la ejerce naturalmente el presidente del directorio, no está previsto que el vicepresidente – si lo hubiere – ejerza esa representación por delegación, a menos que sí esté previsto en el Estatuto que el vicepresidente reemplaza al presidente. Para que la ejerzan uno o más directores (que no sean el vicepresidente), el Estatuto debe preverlo y autorizarlo. No basta, por lo tanto, con una simple resolución de una asamblea ordinaria de accionistas y, menos todavía, con una resolución del directorio… Si bien esto blinda de alguna manera el ejercicio personal de la representación por parte del presidente, no excluye la posibilidad de que se hayan creado mecanismos de representación conjunta.

La firma del presidente obliga entonces a la sociedad frente a terceros, en los términos del artículo 58, a menos que exista un mecanismo de representación conjunta que haya sido establecido por el Estatuto.

También generaría la invalidez el caso de aquellos actos realizados por el representante de la sociedad que difieran sustancialmente de los comprendidos en su objeto social. Si bien la fórmula utilizada por la Ley es muy amplia, lo concreto es que habría situaciones en que las obligaciones contraídas por el presidente de la sociedad no la obligarían ante terceros.

Aún cuando el estatuto previera la necesidad de actuación conjunta de varios representantes, esa restricción no alcanza a las obligaciones contraídas mediante títulos valores (cheques, pagarés), o por contratos entre ausentes, de adhesión o concluidos mediante formularios. Esto se dispuso para favorecer la actividad de la sociedad (y de los negocios en general, se podría decir). Pero, por supuesto, requiere que el tercero actúe de buena fe, es decir, que no tuviera conocimiento previo de la necesidad de actuación conjunta.

 

ARTÍCULO 268 DE LA LEY DE SOCIEDADES COMERCIALES

Representación de la sociedad

La representación de la sociedad corresponde al presidente del directorio. El estatuto puede autorizar la actuación de uno o más directores. En ambos supuestos se aplicará el artículo 58.

ARTÍCULO 58 DE LA LEY DE SOCIEDADES COMERCIALES

Representación: régimen

El administrador o el representante que de acuerdo con el contrato o por disposición de la ley tenga la representación de la sociedad, obliga a ésta por todos los actos que no sean notoriamente extraños al objeto social. Este régimen se aplica aun en infracción de la organización plural, si se tratare de obligaciones contraídas mediante títulos valores, por contratos entre ausentes, de adhesión o concluidos mediante formularios, salvo cuando el tercero tuviere conocimiento efectivo de que el acto se celebra en infracción de la representación plural.